HAIR Trends

CRUZADA ANTI RAYOS UV. ¡QUE NO DESTRUYA TU PELO!

Como ocurre con la piel, tomar el sol en pequeñas dosis no es tan perjudicial pero estar largas horas expuesto sin protección, castiga el pelo y favorece que se queme, se haga más frágil, se deshidrate y pierda su color. Si a esto le sumamos el contacto con la sal del mar, el cloro, el viento o la humedad puede afectar drásticamente a la salud de nuestro cabello. Vaya, que en sólo tres meses, podemos pasar de un cabello sano y brillante a un estropajo seco.  

¿Cómo afecta el sol a tu cabello?

Los rayos UV afectan al cabello de dos maneras: en su color y en su textura.  Los rayos UV destruyen los pigmentos y la melanina dejando el pelo mucho más claro. Aunque al principio nos encanten esas mechitas doradas o que el pelo adquiera un tono dorado, si no lo tratamos correctamente, al final del verano acabará apagado y con una sensación de poca salud.

La exposición al sol también cambia su textura, convirtiéndolo en más áspero y quebradizo. El cabello dañado por el sol pierde humedad más rápidamente, se vuelve frágil y pierde el brillo que tenía. Estos daños, pueden darse con mayor intensidad en personas que se han realizado decoloraciones, tintes o mechas, pues estos tratamientos favorecen que se debilite el cabello y alteran la capa de agua y su defensa natural.


¿Puedes hacer algo al respecto?

¡Claro! Hay varias maneras de llegar a septiembre igual de perfecta que estabas en junio. (Aquí las cervecitas y los helados del verano no pasan factura)

  • Lávate el pelo con champús hidratantes sin sulfatos que son mucho más suaves. Si además necesitas una hidratación extra, puedes aplicarte una mascarilla cada vez que salgas del agua sobre el cabello mojado.  Dejarla actuar sin aclarar, además de protegerte, te dará un extra de hidratación.
  • Hazte con un protector solar específico para el cabello. Los protectores suelen venir en spray y bastaría con pulverizar el cabello antes de salir de casa y después de salir del agua.
  • Quítate la humedad con una toalla y nunca lleves peinados muy ajustados con el cabello mojado o húmedo.
  • Dúchate antes de entrar y salir del mar, evitarás que la sal y el cloro penetren en tu pelo y lo resequen. Como el cabello es poroso, si ya está mojado antes de entrar en la piscina o el mar, habrá absorbido el agua dulce y la capacidad de penetración de los otros agentes será menor. Después del baño es importante pasar de nuevo por la ducha para eliminar los posibles rastros de cloro o salitre que puedan haber quedado.   
  • Utiliza herramientas profesionales que restituyan la humedad del cabello mientras te alisas u ondulas tu cabello.
  • Ponte un sombrero. No hay nada más efectivo que poner una barrera física entre el sol y tu preciado pelo.

 

Otros artículos relacionados:

http://www.babyliss.es/blog/cat/tutoriales/post/pelo-anti-jetlag-cuidar-el-pelo-para-aterrizar-perfecta-en-tus-vacaciones-de-verano

http://www.babyliss.es/blog/cat/Noticias-eventos-y-prensa/post/tiempo_de_bodas